El #8 Toyota gana por tercera vez consecutiva las 24hs de Le Mans

El #7 de “Pechito” López dominó la primera mitad de competencia pero la rotura de su turbo que lo privó una vez más del triunfo. United Autosports ganó en LMP2, Aston Martin hizo lo propio en GTE-Pro y TF Sport triunfó en GTE-Am.

En lo que se puede definir como una carrera poco entretenida, Toyota se llevó una vez más las 24 Horas de Le Mans. El #8 de Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley logro un claro triunfo por más de 5 vueltas al #1 Rebellion y por seis giros al #7 de José María López, Mike Conway y Kamui Kobayashi.

Conway fue el encargado de largar la carrera e inmediatamente comenzó a construir un colchón sobre el #8 conducido por Buemi que a pocas vueltas superó al #1. Llegando al final de la primera hora, el piloto suizo debió hacer una parada en boxes no programada debido a un pinchazo en el neumático trasero izquierdo, cayendo al cuarto lugar y a un minuto del líder. El #7 comenzó a ampliaba su ventaja, Buemi pronto superó a los dos Rebellion y se colocó segundo. El ritmo rápido de ambos coches continuó cuando Kamui y Brendon, a casi tres horas del inicio, se ubicaron en las butacas de sus Toyota.

A principios de la sexta hora, López se subió al #7 y Nakajima al #8. El ingreso del auto de seguridad, después de 5 horas y 45 minutos por un accidente de GT, llegó en un momento desafortunado para el #7. Pechito tuvo que entrar en boxes por más combustible y se mantuvo al final del pit lane durante más de dos minutos, dejando a Kazuki con una ligera ventaja en la marca de las seis horas con la carrera todavía por detrás del coche de seguridad.

Esto duró poco ya que, después de casi siete horas y media de carrera, el #8 sufrió una avería en sus frenos. Nakajima debió ingresar al garaje por más de diez minutos para reparar y al volver a pista está a una vuelta y media de Pechito.

La mitad de competencia de las 24hs. de Le Mans llegó con Kamui liderando en el #7 por una vuelta de Brendon en el #8, y el #1 Rebellion a dos vueltas. Fue en este momento donde llego el peor momento del #7, su turbo falló y repararlo le costó al equipo 30 minutos y una ventaja en pista de más de 15 minutos que sentenció al auto de “Pechito”.

A partir de allí el #8 se limitó a controlar el ritmo de la carrera, el #1 Rebellion no atacó y se dedicó a cuidar su posición, por detrás el #3 Rebellion que estuvo en boxes por un fallo en el embrague y por el #7 que se ubicó a siete vueltas.

A una hora del final, el #3 se pasó de largo en Indianápolis, tocó la barrera de neumáticos y debió ingresar a boxes para reparar. Esta situación le permitió al #7, conducido por López, acceder al último escalón del podio.

Entre los LMP2, el #22 United Autosports le sacó 32 segundos al #38 JOTA y 2 vueltas al #1 Panis Racing. En GTE-Pro, el #97 Aston Martin doblegó al #51 AF Corse por más de 1 minutos y más de tres vueltas al #95 Aston Martin. Finalmente en GTE-Am, el #90 TF Sport le sacó una vuelta al #77 Proton Racing y casi un giro al #83 AF Corse.

.

Compartir la nota
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nacido en Uruguay y radicado desde pequeño en Argentina, Daniel es un aficionado al automovilismo deportivo desde niño. Su actividad como comunicador se inicia en el año 2000, cuando debutó como redactor en uno de los medios pioneros sobre Fórmula 1 en español, GP.F1, y donde evolucionó hasta redactor jefe en Latinoamérica con TheF1.com, para finalmente migrar a CarandDriverTheF1.com, tarea que realizó hasta finales de 2016. En 2013 se interesó por la movilidad sostenible y empezó a informar también, como consecuencia natural, sobre Fórmula E. Hoy es el corresponsal en Latinoamérica de SoyMotor.com, columnista de Todo Fierro, y en su blog “Ruido a Motor Rioplatense”.