Formula E obtiene el Certificado de Huella de Carbono Cero

La serie mundial de carreras eléctricas se convierte en la primera actividad deportiva en conseguir este logro. La categoría, a lo largo de sus seis temporadas, invierte en proyectos en cada país donde se ha competido.

El Campeonato Mundial de Fórmula E se ha convertido en la primera serie de carreras en tener una huella de carbono neta. El anuncio se realizó en el marco de la Semana del Clima de Nueva York 2020. Bajo normas establecidas por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), la Fórmula E ha seguido tres pasos clave para lograr una huella de carbono neta cero: medición efectiva de emisión de carbono, priorizando la reducción de su huella y compensando las emisiones inevitables restantes.

«El Campeonato de Fórmula E tiene como objetivo ofrecer un mejor futuro a través de las carreras, y estamos comprometidos a desempeñar un papel de liderazgo en la lucha contra los efectos del cambio climático”, comentó Jamie Reigle, director ejecutivo de la serie. “Hemos medido y reducido activamente nuestras emisiones desde nuestros inicios y estamos orgullosos de haber logrado un huella de carbono neta cero al compensar nuestras emisiones restantes”.

Con el propósito fundamental de contrarrestar el cambio climático, el compromiso de la Fórmula E de ofrecer un mejor futuro a través de las carreras impulsa sus iniciativas de sostenibilidad ambiental. Trabajando en estrecha colaboración con Quantis, los principales expertos en evaluación del ciclo de vida y sostenibilidad, la Fórmula E ha estado calculando la huella general del campeonato desde su temporada inaugural, con un enfoque continuo en la reducción de emisiones.

«Felicito a Formula E por este importante paso hacia adelante sobre el medio ambiente”, dijo Jean Todt, presidente de FIA. “Somos signatarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y este es uno de los cuatro pilares clave de Purpose Driven, el movimiento lanzado por la FIA para aumentar la contribución del automovilismo y la movilidad a la sociedad».

Los proyectos seleccionados son socialmente sostenibles, promueven la producción de energía renovable y maximizan los beneficios ambientales de los automóviles eléctricos, basándose en el trabajo de la Fórmula E hasta la fecha para generar legados positivos y tangibles en los mercados de carreras.

“Tenemos la responsabilidad de minimizar el impacto ambiental de nuestro deporte global y nos complace apoyar proyectos ambientales vitales en cada una de las ciudades donde competimos. Como deporte construido a propósito, seguimos comprometidos con el crecimiento nuestras prácticas sostenibles y esperamos inspirar a otros a unirse a nosotros en nuestro viaje«, añadió Reigle.

La Fórmula E ya está pensando en cómo puede hacer aún más para combatir la crisis climática global. En nombre de la Fórmula E, Jamie Reigle firmó la carta UE 2030 de la ONU publicada la semana pasada que apoya la campaña global Race to Zero para una economía descarbonizada que protege contra amenazas futuras, crea oportunidades de empleo de calidad y fomenta el crecimiento inclusivo y sostenible.

Compartir la nota
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nacido en Uruguay y radicado desde pequeño en Argentina, Daniel es un aficionado al automovilismo deportivo desde niño. Su actividad como comunicador se inicia en el año 2000, cuando debutó como redactor en uno de los medios pioneros sobre Fórmula 1 en español, GP.F1, y donde evolucionó hasta redactor jefe en Latinoamérica con TheF1.com, para finalmente migrar a CarandDriverTheF1.com, tarea que realizó hasta finales de 2016. En 2013 se interesó por la movilidad sostenible y empezó a informar también, como consecuencia natural, sobre Fórmula E. Hoy es el corresponsal en Latinoamérica de SoyMotor.com, columnista de Todo Fierro, y en su blog “Ruido a Motor Rioplatense”.