Previo GP de Italia – circuito

Monza es uno de los lugares clásicos del calendario de la Fórmula 1 donde se ven velocidades máximas cercanas a los 360 km/h. La carrera del año pasado fue ganada con una estrategia de una sola parada.

La octava ronda del Campeonato Mundial de Fórmula 1 nos lleva al «Templo de la Velocidad» de Italia y al Autodromo Nazionale Monza para el Gran Premio de Italia. Elegantemente asentado dentro de un histórico parque en las afueras de Milán, Italia, el Autódromo de Monza fue construido por el Automóvil Club de dicha ciudad en 1922. En la década del ’30 las diversas competencias experimentaron variadas disposiciones del trazado, pues parte del mismo era utilizado cotidianamente como una ruta. Las instalaciones fueron derribadas antes de la segunda guerra Mundial y reedificada en el invierno de 1954.

El Gran Premio italiano de 1955 se disputó en una combinación entre ruta y el circuito permanente, y el hábil dibujo de aquel circuito hacía que los autos pasen dos veces por la línea de meta en sólo un giro. Entre 1955 y 1960, los autos debían recorren 10 kilómetros por vuelta, de los cuales 6.24 eran sobre camino urbano. El trazado semipermanente fue utilizado por los autos de Fórmula 1 hasta 1961, luego sólo lo recorrían autos Sports hasta final de la década. En 1971, el piloto británico Peter Gethin condujo el BRM hacia la victoria en este Gran Premio por el margen más estrecho de la historia: sólo una décima de segundo ante el March del sueco Ronnie Peterson. Además, superaba los 240 km/h de velocidad promedio, lo que marcaba la desafiante naturaleza del circuito. Pero a partir de 1973 y para aumentar la seguridad, se colocaron las chicanas con la intención de disminuir el promedio de giro. El Gran Premio de Italia no siempre se disputó en Monza, pues en 1957 fue sustituido por el de Pescara (triunfo de Stirling Moss, con Vanwall), y en 1980 se mudó a Imola, que al año siguiente fue designado como escenario del Gran Premio de San Marino.

El Autódromo de Monza es un trazado de baja carga aerodinámica que obliga a los equipos a preparar una configuración especial en sus coches. Aunque el chasis de los monoplazas se mantiene, los alerones delanteros y traseros son desarrollados específicamente para esta carrera. Una de las grandes preocupaciones de los ingenieros ante la carrera de Monza son siempre los frenos. El circuito italiano en estos momentos es una prueba de fuego casi tan dura como la del circuito de Montreal para el sistema de frenado, sobre todo ahora que la adherencia de los neumáticos es mucho mayor y permite a los pilotos frenar más tarde.

En este circuito los motores se exigen mucho. Los autos alcanzan velocidades de más de 360 km/h en cuatro distintas ubicaciones, justo antes del punto de frenada para las chicanas Rettifilo, Roggia, Ascari y en la recta que desemboca en la Parabolica. Los ingenieros trabajan en extraer tanta potencia como sea posible, particularmente en el máximo del rango de revoluciones. Las plantas de poder están bajo acelerador a fondo durante el 65% de la vuelta, lo que significa que haya gran tensión sobre las numerosas partes móviles que genera altas temperaturas de operación. Debido a las puestas a punto de baja carga aerodinámica y a la casi ausencia de alerones o carrocería que obstruya las tomas de aire, los motores reciben aire fresco para su enfriamiento, pero las demandas mecánicas siguen siendo las más severas de la temporada.

El asfalto no es abrasivo y el neumático no será tan importante como en otros trazados, los autos pueden llevar sus tanques llenos sin demasiados problemas. El neumático alcanza las temperaturas más altas en Monza que en cualquier otro circuito debido al gran número de revoluciones que soportan. Internamente pueden llegar a los 180°C, mientras que en su superficie tolera los 140°C. Para Monza, se ha hecho la misma selección de compuestos que el año pasado: C2 como el P Cero Blanco duro, C3 como el P Cero Amarillo medio, y C4 como el P Cero Rojo suave.

El circuito tiene una longitud de 5.793 km. Y 11 curvas, está pautado a 53 vueltas con lo que su distancia será de 307,029 kilómetros.

Horarios del Río de la Plata – GP de Italia:
04 de Setiembre
06:00: Entrenamientos libres 1
10:00: Entrenamientos libres 2
05 de Setiembre
07:00: Entrenamientos libres 3
10:00: Clasificación
06 de Setiembre
10:10: Carrera

 

Compartir la nota
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nacido en Uruguay y radicado desde pequeño en Argentina, Daniel es un aficionado al automovilismo deportivo desde niño. Su actividad como comunicador se inicia en el año 2000, cuando debutó como redactor en uno de los medios pioneros sobre Fórmula 1 en español, GP.F1, y donde evolucionó hasta redactor jefe en Latinoamérica con TheF1.com, para finalmente migrar a CarandDriverTheF1.com, tarea que realizó hasta finales de 2016. En 2013 se interesó por la movilidad sostenible y empezó a informar también, como consecuencia natural, sobre Fórmula E. Hoy es el corresponsal en Latinoamérica de SoyMotor.com, columnista de Todo Fierro, y en su blog “Ruido a Motor Rioplatense”.