Previo GP de Hungría – Circuito

La demorada temporada 2020 de Fórmula 1 continúa en Hungaroring con la tercera carrera de un triple encabezado: nunca antes visto en F1, excepto una vez en 2018.

El autódromo Hungaroring, de 4.381 metros de longitud, está ubicado en las afueras de la capital, Budapest, y es la única competencia del calendario que se realiza en Europa del este. El Gran Premio de Hungría es parte del calendario de la Fórmula 1 desde 1996, el mismo está situado entre dos valles y es famoso por la excelente panorámica que ofrece a los espectadores. Normalmente la temperatura del aire suele rondar los 35ºC, mientras que la del asfalto se dispara hasta los 50ºC.

Los adelantamientos en este circuito, famoso por lo estrecho de su pista, son tarea casi imposible y al igual que sucede en Mónaco, la posición en la parrilla de salida será clave. El trazado húngaro está plagado de lentas curvas por lo que la velocidad media de la carrera suele ser muy baja. Los coches necesitarán un apoyo aerodinámico máximo.

Con una configuración que es relativamente directa, el calor es la principal consideración para un fabricante de neumáticos. El subviraje y el sobreviraje son muy comunes aquí, y esto es un gran problema para las cubiertas ya que incrementan el calor de los compuestos. Además los ingenieros ponen gran énfasis en el agarre, considerando que la superficie del circuito raramente es utilizada durante el año, aunque eso no necesariamente significa que un compuesto suave será la elección preferida.

Las selecciones de neumáticos son las mismas que las dos carreras anteriores en Austria: C2 blanco duro, C3 amarillo medio y C4 rojo blando. Este año todos los pilotos tendrán las mismas asignaciones: dos juegos de neumáticos duros, tres juegos de medios y ocho juegos de blandos.

El motor sufre más de lo habitual en Hungaroring y aunque su potencia máxima no es uno de los factores determinantes en esta carrera, si lo es que esté bien refrigerado. Esta correcta refrigeración del motor puede alcanzarse de diferentes formas, reduciendo al mínimo la temperatura en el sistema del aceite y su fricción dentro del motor, aumentando la evaporación del calor gracias a un sistema de refrigeración más efectivo o introduciendo algunas modificaciones en el chasis del coche.

Pero esta última opción se complica debido a los altos niveles de apoyo aerodinámico que se deben introducir en la puesta a punto del coche en este circuito, sobre todo en la parte delantera, lo que obstaculiza el paso del aire a través de los radiadores. Finalmente, hay que lograr que el coche sea capaz de rendir a un alto nivel con las altas temperaturas que alcanzan tanto el agua como el aceite, así como intentar refrigerar al máximo todos los componentes electrónicos del monoplaza, particularmente el sistema de control del motor.

  • Vuelta ideal al Hungaroring:

AL cruzar la línea de meta en el Hungaroring, se alcanzan unos 290 km./h en séptima marcha hasta que se acerca a la primera curva. Esa curva es en bajada y hacia la derecha. Hay que poner 3ª a unos 120km/h. A la siguiente curva se llega en 5ª a unos 235km/h antes de frenar para tomar la curva 2, pasando a 2ª a 105km/h.

La curva 3 se toma en cuarta, entrando a unos 190km/h y saliendo a 230km/h. En la corta recta en subida situada detrás del paddock se vuelve a poner sexta alcanzando unos 285km/h, para llegar a una serie de dos curvas rápidas, la 4 a izquierdas, que tomo en 4ª a 180km/h. Mantengo la 4ª a unos 230km/h, antes de entrar a la curva 5, que es a derechas, y se toma en 3ª a 130km/h. Llegando a la chicana (curvas 6 y 7), se pone 5ª marcha a 235km/h y se frena. La primera, a derechas, se toma en 2ª a 95km/h, mientras que la que va a izquierdas se abre, y se puede acelerar para llegar a 125km/h, pero manteniendo 2ª.

La corta recta que lleva a la curva 8 te permite alcanzar los 200km/h en 4ª antes de llegar hasta esta larga curva a izquierdas, que se toma en 3ª a 130km/h, teniendo que equilibrar el coche durante mucho tiempo. Según se sale de esta curva, se entra en la 9 a 140km/h manteniendo la 3ª marcha. En la siguiente recta se alcanzan los 200km/h en 5ª antes de entrar a la curva de derechas que se toma en4ª a 185km/h.

Una vez más se llega a 250km/h antes de tomar la curva 12. Es muy difícil, se toma en 3ª a 150km/h. Suele haber siempre polvo en esta parte y los niveles de adherencia varían de vuelta en vuelta. Según se llega a la penúltima curva, la número 13, se alcanzan los 240km/h en 5ª marcha para frenar hasta alcanzar los 90km/h en 2ª. Es la curva más lenta de todo el circuito.

A la salida de esta curva, hay que luchar para conseguir adherencia y trazarla bien. Es a derechas y se toma a 125km/h en 3ª. Al igual que la curva 1, es muy larga, y hace falta dosificar el acelerador para conseguir una buena velocidad a la salida.

Horarios del Río de la Plata – GP de Hungría:

17 de julio
06:00: Entrenamientos libres 1
10:00: Entrenamientos libres 2
18 de julio
07:00: Entrenamientos libres 3
10:00: Clasificación
19 de Julio
10:10: Carrera

 

 

Compartir la nota
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nacido en Uruguay y radicado desde pequeño en Argentina, Daniel es un aficionado al automovilismo deportivo desde niño. Su actividad como comunicador se inicia en el año 2000, cuando debutó como redactor en uno de los medios pioneros sobre Fórmula 1 en español, GP.F1, y donde evolucionó hasta redactor jefe en Latinoamérica con TheF1.com, para finalmente migrar a CarandDriverTheF1.com, tarea que realizó hasta finales de 2016. En 2013 se interesó por la movilidad sostenible y empezó a informar también, como consecuencia natural, sobre Fórmula E. Hoy es el corresponsal en Latinoamérica de SoyMotor.com, columnista de Todo Fierro, y en su blog “Ruido a Motor Rioplatense”.