Odyssey 21, el todo terreno eléctrico de 400 kW presente en Goodwood

Alejandro Agag y Gil de Ferran presentaron el monovolumen eléctrico de 500 caballos,  100km/h (62 mph) en 4.5 segundos.

En la apertura del Festival de la Velocidad de Goodwood se ha presentado el modelo totalmente eléctrico que los competidores utilizarán en el nuevo campeonato  todoterreno y completamente eléctrico de la serie Extreme E. Lanzada en febrero de este año, es una nueva categoría de carreras diseñada para resaltar el impacto del cambio climático en algunos de los ecosistemas más frágiles del mundo. Siguiendo los pasos de su serie hermana, el Campeonato de Fórmula E, Extreme E ayudará a promover y acelerar la adopción de vehículos eléctricos para ayudar a proteger el planeta y reducir la contaminación del aire.

Alejandro Agag, CEO de la Formula E, mostró el prototipo que se compone por partes estandarizadas fabricadas por Spark Racing Technology y una batería producida por Williams Advanced Engineering. El Odyssey 21 de 400kW (550hp) es capaz de alcanzar 100km/h (62 mph) en 4.5 segundos.

Bajo un elegante diseño, se asienta un marco tubular de aleación de acero reforzado con niobio, así como una estructura de choque y una jaula antivuelco. Mantener los autos firmes en el terreno es el trabajo de los neumáticos, diseñados para los requisitos extremos de invierno y verano, que fueron desarrollados por el socio fundador y los especialistas en neumáticos Continental.


“El Extreme E-SUV ODYSSEY 21 es diferente a todo lo diseñado en el automovilismo”, dijo Agag. “La tecnología de punta que nuestros socios líderes en la industria han empleado en su desarrollo y la construcción para lograr un impresionante automóvil, capaz del más alto rendimiento en los entornos más duros y variados del planeta”.

“La combinación de Extreme E, competencia deportiva de alto nivel y entornos extremadamente exigentes, demostrará ser una importante plataforma de investigación y desarrollo para los fabricantes, impulsando mayores avances en la movilidad sostenible”, afirmó el español.

El Odyssey 21 trepó la famosa colina de Goodwood para el deleite de los fans presentes en el Goodwood House. E asenso se produjo apenas una semana después de que se completara la construcción completa del prototipo en la fábrica de Spark en Tigery, Francia.

Desde el primer momento, los equipos podrán probar y desarrollar su propio tren motriz y seleccionar áreas de la carrocería, como la cubierta del motor, los parachoques delanteros y traseros, las faldas laterales y las luces para reflejar los modelos diarios de automóviles.

“Nuestro desafío era construir un automóvil que pudiera enfrentar todas las variaciones en la superficie y el terreno, que incluirá grava, roca, barro, hielo, nieve, agua y arena”, dijo Theophile Gouzin, Técnico Director de Spark Racing Technology. “El Odyssey 21 a ser muy impresionantes, superando la potencia y el torque del Campeonato Mundial de Rally y de otros coches de campeonatos en todo terreno. Los números son alucinantes”.

“El torque y la densidad de potencia del tren motriz también son un gran avance. Estamos obteniendo cifras enormes de un paquete pequeño, lo que significa un peso más liviano, ahorro de espacio y, en última instancia, una economía mejorada”, continuó diciendo Gouzin. Toda esta innovación y estas lecciones aprendidas son transferibles de un auto de carreras a uno de serie, lo que beneficia al consumidor y la causa de la movilidad sostenible”.

Con carreras planeadas en ecosistemas como glaciales, selvas, árticos, montañas y desiertos, Extreme E pondrá a prueba a los equipos, pilotos y autos en algunos de los entornos más frágiles del mundo. “Ya sea en el Ártico, el Himalaya, el Amazonas, el Sahara o las islas del Océano Índico, este automóvil mostrará la capacidad de los E-SUV, no solo para los entusiastas de los deportes de motor, sino también para los consumidores que buscan hacer su propia diferencia en el planeta al elegir un SUV eléctrico”, concluyó Agag.

Compartir la nota
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •