Afectado de una infección Renal fallece Niki Lauda

Fue piloto de March, BRM. Ferrari Brabham y McLaren, sus últimos pasos en la “Máxima categoría” fue como director de Mercedes. El austríaco conquistó los campeonatos de F1 de 1975 y 77-Ferrari- y 1984 – McLaren-. Tenía 70 años y sufría de problemas renales.

La leyenda de la Fórmula Uno, Niki Lauda, muere este lunes a la edad de 70 años; fue tres veces campeón del mundo. Su familia emitió comunicado donde confirmó la triste noticia.

“Con profunda tristeza, anunciamos que nuestro amado Niki falleció pacíficamente con su familia el lunes”, comenzó diciendo el comunicado. “Sus logros únicos como atleta y empresario son y serán inolvidables, su incansable entusiasmo por la acción, su sencillez y su valor permanecen. Un modelo a seguir y un punto de referencia para todos nosotros, fue un esposo, padre y abuelo cariñoso ¡Lo extrañaremos!”.

Andreas Nikolaus Lauda nació en Viena un 22 de febrero de 1949, en el mundo del automovilismo se lo conoció como “Niki”. Además de los campeonatos de F1 de 1975, 1977 y 1984, fue subcampeón en 1976 y cuarto en los años 1974 y 1978. Su primera victoria fue en el Gran Premio de España de 1974, y la última en el Gran Premio de los Países Bajos de 1985. A lo largo de su carrera en la máxima categoría pilotó para las escuderías March, BRM, Ferrari, Brabham y McLaren. Disputó 171 GP con 24 poles, 25 récords de vueltas y 54 podios (25 victorias, 20 segundos puestos y 9 terceros).

Lauda inició su carrera en el automovilismo en 1971. En 1972 acordó con March un aporte financiero de 250.000 dólares, proveniente de un endeudamiento bancario, para su ingreso a la F1. El auto no le permitió mostrar su potencial en la pista. En 1973 se enrola en las filas de British Racing Motors (BRM) y fue allí donde su compañero Clay Regazzoni lo recomendó para sumarse al Conjunto de Maranello. Su ingreso a Ferrari fue en 1974 y al siguiente año, tras diez años sin conseguir títulos, gana su primer campeonato del mundo conquistando los Grandes Premios de Mónaco, Bélgica, Suecia, Francia y Estados Unidos.

Su primera gran lucha contra la muerte fue en 1976 al sufrió una gravísimo accidente en el circuito alemán de Nürburgring. En la segunda vuelta, después de la curva Berwerk, La Ferrari 312T2 impactó contra el muro. Volvió a la pista envuelto en llamas y fue chocado por el auto del estadounidense Brett Lunger. El accidente le dejó quemaduras de tercer grado en la mayor parte de su cuerpo. Increíblemente, cuando ya lo daban por muerto o imposibilitado para volver a competir, Lauda regresó a las pista tan solo seis semanas del accidente para intentar vencer a su gran rival James Hunt. Fue tan impactante esta historia que se inmortalizó mediante la película ‘Rush’.

En 1977 conquistó su segundo campeonato a dos carreras del final de temporada. La mala relación Enzo Ferrari lo hizo abandonar la Scuderia italiana. Fue así que en 1978 se sumó al proyecto Brabham. Su bajos resultados, solamente gano dos GP, decidieron su retiro de las pistas. Pero en 1982 McLaren lo devolvió a la F1 y en 1984 conquistó su tercera corona. En esa temporada venció por medio punto a su compañero Alain Prost. Un año después llegó el turno de su retiro definitivo como piloto.

La F1 siguió siendo su pasión, fue asesor de Ferrari durante varias temporadas y dirigió al equipo Jaguar sin mucho éxito. Desde 2012 fue asesor técnico de la escudería Mercedes. Con los alemanes lleva ganados 4 títulos del mundo (3 de Lewis Hamilton y 1 de Nico Rosberg), y otros tantos de constructores.

En su vida privada, su primera esposa fue Marlene, lo acompañó todo el tiempo en su recuperación del  accidente de 1976. Con ella tuvo dos hijos, Matthias -piloto profesional actualmente en el WEC- y Lukas. Luego contrajo matrimonio con Birgit, le donó uno de sus riñones en su primer trasplante, y tuvieron a los mellizos, Max y Mia, que actualmente tienen 8 años.

Fuera de las pistas su pasión estuvo en la navegación aérea. En 1978 fundó Lauda Air y la vendió en 2001. En 2003 creó FlyNiki que en 2017 quebró, pero no bajó los brazos ya que un año después compró Amira Air para renombrarla como Laudamotion.

En agosto de 2018 se sometió a un trasplante de pulmón, en 1997 y 2005 tuvo dos trasplantes de riñón, que le había dejado varias secuelas. Este año fue hospitalizado nuevamente por un corto período después de contraer una infección pulmonar. La medicación que tomó durante este proceso le generó un proceso renal y desde entonces debía someterse a un tratamiento de diálisis en una clínica privada.

Compartir la nota
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •