Matías Rossi ganó a lo campeón

Matías Rossi ganó el GP Plusmar, Desafío de las Estrellas YPF luego de largar desde la última posición. El campeón del Turismo Carretera había finalizado segundo pero luego heredó la victoria tras la exclusión de Juan Martín Trucco.

Sin lugar a dudas que fue la mejor carrera del año para el Turismo Carretera, con diferentes tipos de circunstancias y momentos los cuales provocaron que era imposible dispersarse o perder la atención.

Fue magnífico ver avanzar a los pilotos rápidos desde el fondo y como los de adelante hacían todo lo posible para defender sus colocaciones. La prueba tuvo todos los condimentos necesarios para que verdaderamente podamos decir que fue un “Carrerón del TC”; con superaciones, roces, despistes, detenciones en boxes para recargar combustible algo que generó mucha atracción, incertidumbre y definición en el final de la carrera.

Realmente decir que Matías Rossi iba a tener posibilidades de ganar la carrera iba a ser algo muy utópico e imposible,teniendo en cuenta que partía desde el lugar 42, dependía de un buen trabajo en boxes y luego superar todo tipo de adversidades que se le presenten. Aunque parezca increíble, esto fue realidad y el Misil de Del Viso fue el gran triunfador del Desafío de las Estrellas YPF en Olavarría. Hizo una carrera memorable avanzando constantemente desde atrás y “apilando” rivales, también con cierta tranquilidad y junto a un auto que se prestaba para avanzar debido al gran funcionamiento que evidenciaba. El campeón, llegó segundo en pista, pero el recargo a Juan Martín Trucco por toque a Próspero Bonelli le permitió llevarse el GP Plusmar.

La carrera tuvo diferentes líderes, primeramente fue Mathías Nolesi quien comenzó liderando la misma y lo hizo sobre varios giros, luego el de San Andrés de Giles cumplió con la obligación de entrar a boxes y fue Gastón Mazzacane quien se encargó de dominar las acciones y lo desarrolló en gran parte de la final. Gran trabajo de Laureano Campanera que se mantenía como escolta del líder. Cabe destacar que la parada en boxes para el reabastecimiento de combustible fue clave para muchos pilotos, ya que aprovecharon para ganar lugares, y también mencionar el muy buen trabajo ordenado de cada uno de los equipos para realizar dicho trabajo. Obviamente esta circunstancia generó cierta incertidumbre porque era fundamental el tiempo que se tardaba en la zona de boxes.

Cuando Mazzacane ingresó a cargar combustible, luego de dos autos de seguridad de por medio por diversos despistes, fue Laureano Campanera quien capturó la punta, aunque se pasó en el frenaje de la horquilla y fue superado por Juan Martín Trucco que venía realizando una gran actuación. Las últimas vueltas fueron impresionantes, porque Campanera iba por lo que era de él, Fontana que estaba tercero presionaba y lo propio hacía Spataro.

SI algo faltaba, volvió a hacerse presente el Pace Car en el final, por lo que tuvimos una última vuelta a máxima velocidad y allí estuvo el desenlace de la carrera.  Spataro fue por Fontana para ser tercero, lo toca al de Arrecifes y este termina impactando contra Campanera que era escolta; ni lerdo ni perezoso quien aprovechó dicha situación fue Matías Rossi que se colocó segundo luego haber partido último. Producto de esa maniobra también quedaron involucrados Ortelli y Gentile.

Así, luego de esperar un tiempo para resolverse la maniobra de Trucco y Bonelli P., quedó certificado que Matías Rossi fue el brillante e inesperado triunfador del TC, alguien que demostró porque lleva el N° 1 en los laterales y es uno de los pilotos más talentosos del país, segundo llegó Nicolás Bonelli de muy buena tarea y es su mejor resultado, tercero Juan Pablo Gianini, cuarto Omar Martínez, quinto Mauricio Lambiris, sexto Juan Marcos Angelini, completaron los diez, Altuna, Ardusso, Gentile y Moriatis.

Prensa: ACTC